Presenta Noé Castañón propuesta para terminar con abusos del buró de crédito.

 

Ciudad de México, 12 de febrero de 2020.

BOL-21/20

 

 

 

La iniciativa busca elevar a rango constitucional el derecho al acceso al crédito

El 53% de los rechazos de las solicitudes de crédito obedecen a problemas con el buró de crédito.

Con esta iniciativa los usuarios y usuarias podrán negar la revisión de su historial crediticio y ello no constituya por sí misma una causal para la negación de un crédito.

 

El senador Noé Castañón presentó en conferencia de prensa y en la tribuna del Senado de la República, una iniciativa de ley que busca elevar a rango constitucional el derecho al acceso al crédito como un derecho humano, como parte de las acciones de inclusión financiera que busquen el bienestar y mejor calidad de vida de la población mexicana. 

“México es de los países que menor participación del sistema financiero tienen en su población. Esta baja participación, cuando la hay, se ve entorpecida por el acceso al crédito y la dificultad que tienen las y los mexicanos para acceder a un fondo de financiamiento”, dijo. 

Durante su intervención en tribuna, el legislador señaló que el 53 por ciento de los rechazos de las solicitudes de crédito obedecen a problemas con el llamado “buró de crédito”, que es el informe crediticio que otorgan las Sociedades de Información Crediticia, que, si bien se crearon como una herramienta para las instituciones financieras, para los usuarios representan el principal obstáculo para acceder a un crédito.

“El crédito debe ser un derecho humano que busque dar facilidad a la población en el acceso a los servicios y necesidades de su vida cotidiana”, sostuvo. 

Sin embargo, aproximadamente el 94 por ciento de las solicitudes de crédito son rechazadas por entidades financieras e instituciones bancarias, entre los principales motivos están no contar con historial crediticio, tener historial crediticio negativo o no poder comprobar ingresos, dijo. 

En ese sentido, su propuesta busca legislar a favor de medidas equitativas y justas para los usuarios, para que se puedan negar a la revisión de su historial crediticio y ello no constituya por sí misma una causal para la negación de un crédito. Asimismo, las Sociedades de Información Crediticia deberán tener un plazo definido para conservar la información de los usuarios y no dejarlo abierto el tiempo que consideren, para que, una vez liquidado algún adeudo con su acreedor se elimine cualquier registro de incumplimiento.

“Por eso en Movimiento Ciudadano decimos no al buró de crédito, no a esa práctica que lesiona los intereses y el desarrollo de la persona y su bienestar. Queremos dar acceso al crédito y que la banca deje atrás esos criterios subjetivos y use criterios objetivos, como lo son un historial de pagos, la capacidad de la persona para poder enfrentar el crédito solicitado y la situación laboral”, subrayó Noé Castañón.